Hasta tocar el sol

Construí unas alas,

unas alas de madera,

para lejos volar,

muy alto,

hasta ese lugar

donde nace el sol.

Me aterra ese primer salto

porque nunca aprendí

los cielos surcar.

Demasiado tiempo atado al suelo

mis pies han enraizado.

Construí unas alas,

unas alas de madera,

para echarme al viento

y volar veloz.

Llegar tan alto

y tan lejos

como para tocar el sol.

Debajo mío

miro el vasto mundo

y me lamento 

de lo que nunca antes vi.

Construí unas alas,

unas alas de madera

para sentir la libertad,

libertad de pensamiento,

espíritu 

y acción.

Ya he despegado

y no sé si quiero regresar.

Sentir de nuevo la tierra

no volverá a ser igual.

Construí unas alas, 

unas alas de madera, 

y las coloqué en mi espalda

para llegar a donde nace sol. 

Volar hasta alcanzarlo,

hasta tocarlo,

porque no temo más 

quemarme al intentarlo. 

5 comentarios en “Hasta tocar el sol”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s