Perfección

Imagino a la perfección aquella tarde en la que nunca estuvimos juntos, en la que descubrí que la sensación de tocar el vello que corona tu pubis era igual al suave roce de los pétalos de una flor entre mis dedos. Estábamos desnudos y el sol se colaba por entre las cortinas del enorme ventanal,... Leer más →

Resaca

Cuando desperté ahí estaba ella: despeinada, con el maquillaje embarrado por toda la cara y apestando a una mezcla de alcohol, semen y fluidos vaginales. La miré con detenimiento, era mi reflejo; el reflejo de mi egolatría, de mi egoísmo, de mis carencias… de mis miedos. Aún desnudo me paré de la cama y dejándome... Leer más →

Más allá

Te amo y no me canso de observar tu belleza: la palidez de tu piel, tus párpados cerrados… Aprovecho cada instante en el que estamos juntos porque sé que nuestro tiempo está contado, en cuanto nos quedamos solos acaricio tu fría piel, tomo entre mis dedos tu húmedo cabello, me sacio en tu aroma; nada... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar