El despertar

El hombre emergió de la cueva, sus ojos estaban tan acostumbrados a la oscuridad que tuvo que agachar la mirada por varios minutos para mitigar el punzante brillo del sol. Volvió la vista al frente, todo lo que vio lo dejó sin aliento: frente a él y hasta el horizonte se extendía un enorme prado tan verde como una esmeralda; majestuosos y frondosos árboles salpicaban, aquí y allá, el mar de pasto; un lago con aguas tan transparentes en el que se podía observar cada detalle de su fondo; un río que corría cantarín desde la gran montaña desde donde se encontraba; cientos de animales que volaban, caminaban y nadaban en completa paz.

Antes de comenzar su descenso se dio cuenta de que a todo lo largo de la pared de la montaña más personas también emergían de las cavernas que habían sido sus moradas. Dio sus primeros pasos hacia abajo. Pisó con cuidado para no tropezar, siempre atento al paraíso que tenía enfrente, y siempre atento a los otros que bajaban al mismo tiempo que él.

Entonces, súbitamente, a medio camino, tuvo una idea, su primera gran idea en su existencia fuera de la cueva. Se le ocurrió que todo lo que estaba abajo, allá en el pastizal, podría usarlo en su beneficio; su ocurrencia no tenía nada que ver con vivir en armonía con lo que había allí, con utilizar solo lo que necesitaba para su supervivencia.

No, eso no era lo que pasaba por su mente.

Se detuvo y volteó a ambos lados, se sorprendió al notar que los otros también hacían lo mismo y se miraban entre ellos.

Un impulso se apoderó de él y de un salto comenzó a correr; sin importarle lastimarse e incluso estar apunto de caer, continuó. En toda la pared de la montaña se levantó una gran nube de polvo, rocas de todos los tamaños caían aplastando a algunos de los que hacían su frenético descenso.

A partir de ese momento nada ni nadie los detendría para concretar aquello que se había sembrado en sus cabezas, ni siquiera su propia muerte.

3 comentarios en “El despertar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s